Este sitio web, sus cálculos e información estan dirigidos a aficionados y propietarios, no profesionales, de piscinas privadas. Usted reconoce y acepta que el contenido de la página y los cálculos puede contener errores e imprecisiones.No admitiendose responsabilidades, ni dando garantías por el uso de los datos contenidos en este sitio web. Usted asume totalmente el riesgo de su utilización. En cuanto al uso de productos químicos, le proporcionamos una idea del producto y cantidad necesarios, debiendo seguir en todo momento las indicaciones del fabricante.

Website diseñada programada por Toledopiscinas. Copyright ©  www.toledopiscinas.es; Todos los derechos reservados.

 

Mantenimiento del agua

El agua

El agua (del latín aqua) es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). Es esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida. El termino agua, generalmente, se refiere a la sustancia en su estado líquido, pero la misma puede hallarse en su forma sólida llamada hielo, y en forma gaseosa denominada vapor. El agua cubre el 71% de la superficie de la corteza terrestre. Se localiza principalmente en los océanos donde se concentra el 96,5% del agua total, los glaciares y casquetes polares poseen el 1,74%, los depósitos subterráneos (acuíferos), los permafrost y los glaciares continentales suponen el 1,72% y el restante 0,04% se reparte en orden decreciente entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos. El agua es un elemento común del sistema solar, hecho confirmado en descubrimientos recientes. Puede ser encontrada, principalmente, en forma de hielo; de hecho, es el material base de los cometas y el vapor que compone sus colas.

El agua en nuestra piscina

El agua almacenada en nuestra piscina, al estar estancada pierde sus características, y deja de ser inodora, incolora e insípida, volviéndose verde por la presencia de algas y oliendo a descompuesta. Para evitar que esto suceda debemos tratar el agua de nuestra piscina, con productos que eviten la formación de bacterias, algas y demás elementos contaminantes, esto comprende tratar el agua de nuestra piscina física y químicamente.

Del tratamiento físico de agua se encarga el filtro, cuando el agua pasa a través de el impulsada por la bomba.

El tratamiento químico se realiza mediante el suministro de productos que desinfecten nuestro agua y eviten la formación de algas.

El agua de nuestra piscina debe estar equilibrada y para ello debemos concer los siguientes aspectos:

Etiquetas: