Este sitio web, sus cálculos e información estan dirigidos a aficionados y propietarios, no profesionales, de piscinas privadas. Usted reconoce y acepta que el contenido de la página y los cálculos puede contener errores e imprecisiones.No admitiendose responsabilidades, ni dando garantías por el uso de los datos contenidos en este sitio web. Usted asume totalmente el riesgo de su utilización. En cuanto al uso de productos químicos, le proporcionamos una idea del producto y cantidad necesarios, debiendo seguir en todo momento las indicaciones del fabricante.

Website diseñada programada por Toledopiscinas. Copyright ©  www.toledopiscinas.es; Todos los derechos reservados.

 

Mantenimiento

El mantenimiento del agua de la piscina es parte fundamental de los cuidados que requiere nuestra piscina, mantener un agua equilibrada, con los valores adecuados de pH, Cloro, Alcalinidad, etc..

Si tiene un problema con el agua de su piscina, consulte primero este útil manual. ¿Qué le ocurre con el agua de su piscina?

Una parte importante del mantenimiento de las piscinas es:
  • Comprobar el funcionamiento del sistema de depuración, y programar las horas adecuadas de depuración.
  • Medir y ajustar los niveles químicos del agua. 
Estos sencillos pasos, junto con una cloración de choque una vez a la semana, asegurará una piscina limpia y clara durante todo el verano. Es importante tener una rutina semanal de mantenimiento de la piscina, y ser fiel a ella. Nuestro programa de mantenimiento no nos llevará más de 1-2 horas, sólo dos días a la semana. Escoja dos días durante la semana espaciados 3-4 días entre ellos, por ejemplo domingo y miércoles por la tarde.
 
El tiempo que debe funcionar nuestra depuradora depende del equipo de depuración de que disponemos y de la temperatura del agua, ajustaremos nuestro temporizador para asegurarnos de que la bomba este funcionando las horas necesarias, este tiempo solo se debe modificar cuando la temperatura del agua varíe considerablemente, podemos hacer una comprobación quincenal de la temperatura y calcular si es necesario aumentar o disminuir el tiempo de funcionamiento de nuestro equipo.
 
Dos veces por semana comprobaremos los niveles químicos de nuestra piscina y los ajustaremos si es necesario. En general, esto consiste en el examen de pH del agua de la piscina, la alcalinidad y el nivel de cloro. El pH debe mantenerse en 7.2 a 7.6, y la alcalinidad se debe mantener en 80 a 120 ppm (partes por millón). Si estos niveles no están dentro del rango adecuado se ajustan fácilmente con incrementador de pH o reductor de pH e incrementador o reductor de alcalinidad , productos disponible en cualquier empresa de suministro de la piscina. El nivel de cloro de la piscina debe mantenerse a 1-3 ppm en todo momento, el uso de tabletas de cloro en un alimentador automático, depositadas en el cestillo del skimmers o un dispensador de cloro flotante, son algunas del las formas de suministrar cloro al agua de nuestra piscina. En condiciones normales, el indicador de presión del filtro de la piscina debe ser revisado dos veces a la semana, y hacerla limpieza y mantenimiento cuando sea necesario siguiendo las instrucciones del fabricante de filtro de la piscina. El prefiltro de la bomba y la cesta del skimmer (s) también deben revisarse y limpiarse de cualquier residuo. Si cae una gran cantidad de residuos a la piscina (como las hojas en el otoño) la presión del filtro, el prefiltro de la bomba y el cestillo del skimmer se debe comprobar con mayor frecuencia.
 
Una vez por semana haremos una supercloración. Este es un proceso rápido y sencillo que consiste en disolver la cantidad necesaria de cloro granulado (llamado de choque) en un gran cubo de agua. La mezcla así obtenida se vierte lentamente en la piscina, justo en frente de la línea de impulsores del agua con el sistema de depuración de la piscina en funcionamiento.
 
En condiciones normales, la rutina mantenimiento semanal descrita anteriormente debe mantener su piscina limpia y segura. Usted debe estar siempre pendiente de situaciones problemáticas. Las lluvias torrenciales, largos períodos de clima caliente soleado o grandes cantidades de residuos en la piscina harán necesario salirnos de la rutina semanal y dedicar un tiempo adicional al mantenimiento de la piscina 
Etiquetas: